Ten un Maestro Elodin en el equipo de desarrollo

“Words are pale shadows of forgotten names. As names have power, words have power. Words can light fires in the minds of men. Words can wring tears from the hardest hearts.” 
Patrick Rothfuss, The Name of the Wind

En VSN hemos contratado hace unas semanas a un escritor técnico. Su misión principal es escribir los manuales que incluiremos y estarán enlazados desde nuestro software para consultar rápidamente.  Pero su colaboración hacia el equipo de desarrollo está yendo mucho más allá.

“Every time you write a comment, you should grimace and feel the failure of your ability of expression.”
Bob Martin, Clean Code 

Muchas veces es difícil encontrar la palabra adecuada para esa variable, método o clase cuando estamos desarrollando. Para no quedarnos parados indefinidamente pensando acabamos añadiendo un comentario que explica su uso.

En el caso de manuales ocurre lo mismo respecto al software que documentan, existen por la incapacidad del software de ser autoexplicativo. Para que no hiciera falta manual, cada botón, etiqueta y elemento del interfaz debería indicar por sí mismo y de modo preciso qué es y para qué sirve sin tener que consultarlo en un manual. Esto implica que el equipo de desarrollo debe encontrar el nombre perfecto en cada ocasión, lo cual es una tarea nada fácil. En los libros de Rothfuss el encontrar el nombre perfecto de las cosas es la habilidad de los llamados maestros nominadores, como el Maestro Elodin.

Ahora tenemos la suerte de que David Branco, nuestro escritor técnico, esta cumpliendo este rol. Siempre tiene para nosotros la palabra precisa que necesitamos para poner el nombre a un nuevo tipo de almacenamiento, el texto de una etiqueta o del botón que estamos añadiendo para que exprese de modo preciso su misión. Ya tenemos nuestro Maestro Elodin.