Nuestro humilde Coderetreat

El pasado sábado 14 de Diciembre celebramos en Alicante nuestro primer Coderetreat. Si quieres detalles de qué es un Coderetreat aquí los tienes.

Gracias a Santiago Melía conseguimos un aula muy buena en la Universidad de Alicante y fue el pistoletazo de salida para empezar a prepararlo. Creé el evento en la web del Coderetreat y en Eventbrite para que la gente se pudiera apuntar de manera sencilla.  Sabía que debía conseguir que algún patrocinador que pagara el almuerzo o la comida del día y poder traer la comida a la propia aula. Para ello contacté con empresas locales de papelería, componentes informáticos, bancos, el ayuntamiento, la diputación… “Rien de rien”. Lo único que conseguí fue alguna respuesta diciendo “No vamos a patrocinar nada pero suerte en el evento”.

Angel Armenta se propuso prepararse el papel de facilitador. Así yo podría estar en las conexiones con otras ciudades del mundo, actualizando el estado de nuestras sesiones, poniendo la publicidad y estar atento al evento. Los días pasaban y pocos apuntados iban apareciendo. Llégó la fecha del 14 de Diciembre con sólo 6 inscritos. Sin embargo, tras hacer cancelado un par de eventos por ser poca gente y haberme arrepentido despues,  tiré millas hacia delante con el evento.

Llegó el día. Como no conseguimos patrocinador yo compré unas empanadillas y dulces para comer allí y Ángel se encargaba de las bebidas y el café. Puse los carteles para indicar bien cómo se llegaba al aula (no sea que alguien se fuera a perder). Cuando llegó la hora de comenzar nos encontramos 4 personas en el aula: Angel, dos inscritos y yo.

Total, que tanto Ángel como yo hicimos parejas con ellos y dejé aparcado el tema de conexiones globales y hangouts. Como dicen los mismos organizadores, lo más importante es la gente que hay dentro. Fueron unas sesiones muy interesantes. Abordamos el juego de la vida desde todos los puntos de vista posibles: la vida y muerte de la celula, cómo contar sus vecinos, qué criterio se elige para que sobreviva o no. Al medio día nos fuimos a comer a un restaurante y cerramos las sesiones de tarde con un Randori compartiendo la pantalla con un proyectos y resolviendo entre todos una vez más el juego.

Resultado: A la vista está. Esperamos repetir el próximo año. IMG_20131214_173632