Negocios sin mentiras

En el libro “La Máquina de la Verdad” de Jams L. Halperin (conseguir) habla de una máquina de la verdad 100% fiable. Empieza usándose en ámbitos como juicios, en el gobierno y acaba siendo una tecnología que todo el mundo lleva encima como si fuera un reloj. Este detector de mentiras portable consigue erradicar la mentira de todos los ámbitos incluso en los negocios. Las empresas cuando hacen negocios entre ellas sólo se dicen qué necesitan de forma sincera y llegan a la mejor solución para ambos.

¿Qué ocurriría en el mundo de los negocios sin la mentira? ¿Que ocurriría si siempre dos partes que hablen entre sí buscasen la mejor manera de ayudarse y no de sacar el máximo provecho sin pensar en el otro?

La confianza es muy importante si se quiere conseguir la mayor eficiencia. En el manifiesto ágil se le dá una gran importancia. El 50% del manifiesto de hecho habla sobre ella.

Individuos e interacciones sobre procesos (Confianza en la gente con la que se trabaja)
Colaboración con el cliente sobre negociación contractual (Confianza cliente – proveedor)

Cuanta menos confianza, más trabajo extra se hace en contratos, controles, seguimientos,… que no dan valor directo al cliente y que son realmente un lastre para el equipo de desarrollo y la empresa en general. Ten más confianza con la gente con la que  trabajas y consigue que tengan más confianza en ti. Esto sí que será un WIN-WIN.

En Toyota la confianza se consigue con relaciones a largo plazo y colaboración mutua. Con los proveedores se colabora para que consigan entregar en menor plazo posible y con menor coste. No se rompe relaciones simplemente porque otro proveedor ofrezca un precio más bajo sino que la ayuda a que llegue a ese precio siendo más eficiente. La confianza del equipo se consigue también con una relación a largo plazo. Todos los trabajadores de Toyota son casi de por vida. El sueldo va aumentando año tras año de trabajo con ellos y los puestos avanzados se consiguen también después de haber trabajado mucho con ellos. De este modo se consigue que cada trabajador entienda la cultura de la empresa y sea una parte inseparable. Cada trabajador de linea tiene el poder de parar la cadena de producción en cuando ve un problema de calidad que no es capaz de arreglar hasta que pasa a la siguiente fase. Esto sólo se puede hacer cuando se tiene mucha confianza en todas y cada una de los personas con las que se trabaja.

Pregunta a tus clientes qué es lo que realmente quieren, no dejes que un contrato os ate  tanto a ti como a ellos. Satisface sus necesidades y, no solo conseguirás recompensa económica por el servicio, también conseguirás que vuelva a hacer negocios contigo. Ataros con un contrato blindado y, ni el cliente podrá ajustar su pedido a sus necesidades ni tu podrás salirte ni una coma aunque ello pueda dar más valor.