Algo llamado “Declaración de Interdependencia”

De nuevo en el libro de David J Anderson, descubrí algo llamado “Declaration of Interdependence” DOI. En español, Declaración de Interdependencia. Esto fue una redefinición del manifiesto Agil pero centrado solamente en la gestión de proyectos. Sus autores forman la creme de la creme en gestión de proyectos ágiles con nombres como el propio David J Anderson, Alistar Cockburn o Mike Cohn.

Sus puntos son:

Incrementamos el retorno de la inversión (ROI) centrándonos en un flujo contínuo de valor.
Habla de dar valor al cliente de forma más continua posible. Mejor iteraciones de 2 semanas que de 3. Mejor aportaciones diarias que cada 2 semanas. Lo que necesita de forma más rápida posible desde el momento que lo necesita.

Entregamos resultados fiables haciendo participes a los clientes en interacciones frecuentes y compartiendo la propiedad.
El cliente debe formar parte activa del resultado. Cuando más participe en la definición de producto y en su revisión frecuente mejor adaptado estará a sus necesidades.

Esperamos lo inesperado y lo gestionamos mediante iteraciones, anticipación y adaptación.
El mundo es caotico por naturaleza. Lo que es cierto por la mañana deja de serlo por la tarde. Los procedimientos de trabajo tiene que ser flexibles y con ciclos cortos para poder seguir dando valor en estas condiciones.

Damos rienda suelta a la creatividad y la innovación reconociendo que los individuos son la fuente última de valor, y creando un entorno en el que puedan diferenciarse.
Los desarrolladores son los que crean. Cárgalos de stress en un entorno de trabajo restringido y obtendrás resultados mediocres.  Déjalos que disfruten con lo que hacen y dales los medios oportunos y crearán grandezas.

Disparamos el rendimiento mediante la responsabilidad  común sobre los resultados y sobre la propia efectividad del equipo.
No hay equipo más eficiente que aquel que está motivado y se le dan las herramientas para que ellos mismos hagan su trabajo más rápido y con mejor calidad.

Mejoramos la efectividad y la fiabilidad mediante estrategias, procesos y prácticas especificas para cada situación.
Existen muchas metodologías pero no hay una sola que funcione para todos los entornos. Hay que probar, medir y adaptar hasta encontrar el sistema que mejor funcione (mientras funcione).

Estos son los 6 puntos que habla la DOI. Puntos para reflexionar e interiorizar poco a poco. Puntos muy importante para quien quiere agilizar el desarrollo de software pero… David tiene razón.¡ Qué pena de nombre !.